RECUPERACIÓN POSTPARTO EN MADRID

La fisioterapia postparto está indicada para mujeres que hayan dado a luz poco antes de comenzar el tratamiento, en un periodo que puede extenderse hasta 2 años después del parto. El cuerpo de la mujer sufre muchos cambios tanto durante el embarazo como durante el alumbramiento, por lo que pueden aparecer síntomas y molestias que producen incomodidad en el día a día cotidiano. Según cada caso, los tratamientos necesarios para mejorar el bienestar de la mujer pueden variar, pero siempre será beneficioso realizar una recuperación post parto.

 Esta clase de tratamientos están especialmente recomendados en los casos en los que se sufran problemas posturales o lesiones en la estructura de la pelvis, lo que se nota con un dolor lumbar continuo o pesadez en la zona. Los dolores de piernas, causados por la retención de líquidos, también son tratados con estas técnicas. Sin embargo, puede ser un tratamiento con ventajas para cualquier mujer que acabe de dar a luz, aunque no se padezcan estas dolencias.

 Lo más común es que la nueva madre sufra dolor musculo-esquelético, es normal sufrir lumbalgias y dolores cervicales, que también están provocadas por sostener en brazos al recién nacido y la postura al alimentarle. Sin embargo, también es habitual sufrir incontinencia urinaria, dolores abdominales o estreñimiento. Todas estas dolencias pueden tratarse con fisioterapia específica, un proceso que puede comenzar con una preparación desde antes del propio embarazo, durante el mismo, gracias a la denominada fisioterapia obstétrica, o después del parto.  

EXPERTOS EN FISIOTERAPIA POSTPARTO

El proceso de rehabilitación variará según el parto, pero independientemente de éste, siempre debe realizarse una valoración por parte de un fisioterapeuta especializado. No debemos olvidar todos los cambios físicos que suceden a lo largo de la gestación, de modo que, éste es el periodo de reeducación para volver al estado físico anterior y en ocasiones mejor.

Uno de los ejercicios más habituales que realizan tanto las mujeres en esta fase como el resto de personas por los beneficios que supone en general para nuestro organismo, son los abdominales hipopresivos.  Con estas técnicas se puede recuperar el suelo pélvico al estirar los músculos abdominales a través de la apnea.

 Los tratamientos corporales post parto son la mejor solución para que las molestias causadas por el embarazo y el parto desaparezcan. Además, para evitar que vuelvan a aparecer las molestias en el futuro, contamos con programas de recuperación específicos para cada caso. Nuestro equipo estará encantado también de asesorar y ofrecer consejo sobre las formas de aliviar el dolor muscular o de las articulaciones cuando aparezca. También enseñamos las correctas posturas corporales y como evitar sobrecargas físicas en nuestro cuerpo.

OBJETIVOS DE NUESTRO PROGRAMA DE RECUPERACIÓN POST PARTO

La recuperación tras el parto se divide en tres etapas. La primera es el postparto inmediato, en el que se busca recuperar el equilibrio y se toman medidas para evitar dolencias posteriores. La segunda es la fase intermedia que abarca desde la primera semana tras el parto hasta la quinta o la sexta. En esta etapa se intentan disminuir los dolores y aprender las correctas posturas para evitar daños mayores. Por último, el postparto tardío trata de aliviar los síntomas y dolencias de la mujer a través de la fisioterapia.

Es importante destacar que la fisioterapia postparto no solamente sirve para tratar las dolencias físicas, también aporta salud mental y seguridad, al conocer perfectamente los cambios que experimenta el cuerpo, sus causas y su tratamiento.

 

RECUPERACIÓN POSTPARTO

Tras el parto, el cuerpo de la mujer vuelve progresivamente al estado ingrávido, pero a lo largo del proceso requieren ciertas prevenciones y cuidados tanto para la mamá como para el bebé. Del mismo modo que, pueden aparecen ciertos síntomas, y conocerlos les dará tranquilidad y seguridad en los pasos que deben realizar para remitirlos.

El proceso de rehabilitación variará según el parto, pero independientemente de éste, siempre debe realizarse una valoración por parte de un fisioterapeuta especializado. No debemos olvidar todos los cambios físicos que suceden a lo largo de la gestación, de modo que, éste es el periodo de reeducación para volver al estado físico anterior, y en ocasiones mejor.

Desde el punto de vista fisioterápico, debemos tener en cuenta de si ha habido algún tipo de cicatriz (tanto a nivel perineal con un desgarro o episiotomía como a nivel abdominal en caso de cesárea), la tonicidad muscular abdomino-perineal, el sostén orgánico intrapélvico, y la estabilidad lumbopévica a nivel coccígea, sacroilíaca y sínfisis púbica.

Cada Mamá obtendrá su reeducación personalizada según el embarazo, parto y estado actual. De ese modo, la evolución del tratamiento será independiente en cada una.

Entre los síntomas más comunes que suceden a raíz de un parto se encuentran:

Incontinencia urinaria,

Urgencias miccionales,

Dolores en las relaciones sexuales,

Dolor o tensión-rigidez en la cicatriz,

Caídas viscerales (peso en zona vaginal-vulvar)

Estreñimiento,

Hinchazón y gases abdominales,

Falta de sensibilidad abdominal

Debilidad muscular del abdomen y suelo pélvico.